Linkedin Youtube

Salud dental: La importancia de la dieta

La enfermedad periodontal y la inflamación de las encías son desórdenes comunes en los perros y gatos.

El primer signo clínico que el propietario informa al veterinario es el mal olor de la boca.

Todos los días se forma sobre la superficie de los dientes lo que se denomina Placa bacteriana , es un compuesto blando gelatinoso , formado por bacterias y componentes salivales.

Si no se remueve, la película se fija con mayor firmeza a la superficie del diente. Con el tiempo , los minerales de la saliva se depositan dentro de la placa y producen cálculos.

La placa se disemina por debajo de la encía y a medida que el tejido de soporte y el hueso adyacente se debilitan , los dientes se aflojan y pueden perderse.

Las bacterias pueden pasar al torrente sanguíneo representando un factor de riesgo para la enfermedad renal, endocarditis bacteriana y enfermedad pulmonar , en especial en los animales gerontes.

La placa madura requiere para su extracción , el cepillado regular de los dientes y a veces la limpieza dental por parte del veterinario.

El principal abordaje para prevenir el desarrollo de gingivitis y enfermedad periodontal incluye un programa de cuidados hogareños regulares, cepillado dental ,la provisión de diversos tipos de materiales masticables y la limpieza profunda en la Clínica veterinaria .Es de gran ayuda ,la administración de una dieta seca con la incorporación de polifosfatos que son un grupo de compuestos que actúan secuestrando el calcio salival lo que hace que este no este disponible para la formación de sarro.

Aunque todos los perros pueden ser afectados, las razas pequeñas y miniatura tienen mas probabilidades de desarrollar periodontitis a edades tempranas y de mayor gravedad cuando son comparables con razas grandes.

 

Aprendamos a prevenir enfermedades

Cuando hablamos de prevención nos referimos a la anticipación y saber anticiparnos a los posibles problemas, nos da una ventaja, nos permite prepararnos y muchas veces cuando el problema llega es más suave o simplemente no aparece.

Lo mismo ocurre con las enfermedades de nuestros animales de compañía. No debemos esperar que se manifiesten para concurrir al médico veterinario. Este es un concepto antiguo de la medicina. Podemos evitar que la enfermedad se manifieste si aprendemos a prevenir.

Es el médico veterinario quien nos va a aconsejar sobre el mejor camino a seguir para trabajar de forma correcta en el concepto de la prevención. El veterinario es el médico de nuestro perro o gato, pero también es nuestro apoyo, nuestro guía en el cuidado de la salud de nuestros animales.

Hace mucho tiempo, una señora que esperaba su turno en la sala de espera de la Clínica, entró sonriente comentándome el buen momento que había pasado, ya que todos los que esperaban, a diferencia de lo que suele ocurrir en el consultorio médico de personas, hablaban y relataban anécdotas de sus animales tan amados.

Y así es. La visita al veterinario es distinta. Las anécdotas alegres o tristes nos unen con aquellos que aman a los animales. Las personas se unen cuando hay sentimientos en común.

Los perros y los gatos viven menos tiempo que nosotros. Muchas veces depende de nosotros que ese tiempo lo vivan sanos y felices.

El médico veterinario es quien nos va a ayudar a mejorar la calidad de vida, a prolongar el bienestar, nos va a permitir sentir más felicidad cuidando y enseñándonos a prevenir enfermedades de estos seres tan queridos.

Si 1 año de ellos corresponde a 5 ó 7 años nuestros, debemos visitarlo 2 veces al año.

Cuando hablamos de prevención, no estamos hablando solamente de vacunas y antiparasitarios. Estamos hablando de la dieta, el ejercicio, el frío y el calor, el tiempo que les dedicamos y también la salud del cuerpo y de la mente. El bienestar, que linda palabra que dice tanto. Sin bienestar no hay felicidad.

Es nuestro veterinario el que conoce a nuestro perro o gato desde siempre, y a la familia que convive con él, junto con sus costumbres y la psicología de ese núcleo familiar. Esta plenitud que da el conocimiento del grupo en su totalidad, le da las herramientas para acompañarnos en la bella tarea del cuidado, para ser más felices.

 

Dra. Silvina Muñiz

 

La importancia del laboratorio a la hora del diagnóstico.

El cuerpo funciona como una máquina con todos sus engranajes. A simple vista todo parece  funcionar correctamente , y de golpe algo falla , escuchamos un ruido al que tal vez no le damos importancia ,se desequilibran los engranajes , y nos preguntamos ¿qué pasó ?

Lo que pasó , es que el ruido nos estaba avisando que “algo” no funcionaba bien.

Hay muchas enfermedades silenciosas , que no avisan , que no hacen ruido.

Cuando aparecen los primeros síntomas es porque ya no tenemos mucho para hacer.

Por eso en la medicina es tan importante saber anticiparse . Saber que está sucediendo.

Para eso nos sirve por ejemplo, el análisis de sangre. Si hablamos por ejemplo del funcionamiento del riñón , el análisis de sangre nos permitirá detectar el acúmulo de tóxicos en sangre que aparece cuando hay un mal funcionamiento de este órgano.

En el caso de enfermedades como la diabetes por ejemplo , nos permite detectar los niveles de azúcar en sangre.

Es un procedimiento totalmente indoloro para el animal , de bajo costo , que nos permite sacarle ventaja a la enfermedad.

Es una costumbre muy arraigada, llevar a los animales a la clínica cuando no se sienten bien . Tomemos conciencia que hay que concurrir  antes ,justamente para que no se enfermen .

Actualmente la extracción de sangre es un pilar que nos permite mirar hacia adentro del organismo .

La consulta veterinaria debe incluir un chequeo de sangre a partir de los siete años y en forma anual para poder anticiparnos a la enfermedad.

 

 

Dra. Silvina Muñiz

Buscador
Suscripción al newsletter